miércoles, 12 de noviembre de 2008


¡MENUDA VENDIMIA!

Por fin respiramos tranquilos, pero la verdad es que ¡menuda vendimia hemos tenido este año! Ha sido tremendo, casi como una película del Oeste americano. Con un montón de emociones y suspense, con los dedos cruzados y mirando al cielo en todo momento. El año venía retrasado y para ir animando la campaña las temibles heladas hicieron su aparición en la zona a comienzos de octubre, amenazando con cortar el proceso de maduración. Normalmente por estas latitudes es en primavera cuando nos zumban las bajas temperaturas, pero últimamente parece que se están poniendo de moda también las dañinas heladas a comienzos del otoño. Por suerte la ubicación de nuestro pago de cantos rodados en un valle abierto situado junto al río Duero nos libró de los hielos y la uva pudo completar el ciclo sin problemas.

A diferencia de las últimas temporadas, más madrugadoras, empezamos la recolección bien entrado el mes de octubre, allá por El Pilar, y si ya la preocupación comenzaba a aflorar por el retraso, la emoción terminó por convertirse en excitación al borde de un ataque de nervios porque se registraron de manera intermitente varios días de lluvia que paralizaron y ralentizaron la vendimia haciendo sobrevolar el fantasma de la temida botrytis (podredumbre), que podía echar a perder la cosecha y el trabajo de todo un año.


A pesar de que el año se presentaba tan difícil, para nosotros ha sido una virguería, porque estos años difíciles es cuando las bodegas tienen que dar la talla. Al final no se trata de un año bueno o malo, sino de que la bodega sepa manejar esa añada de la forma más conveniente para seguir dando un buen vino.

Pese a todo, el ‘cielo’ terminó por dejarnos y gracias al esfuerzo de todo el equipo humano de la bodega la uva entró en un estado sanitario inmejorable. La verdad es que, dejando atrás el sufrimiento, el año ha sido una gozada, porque los vinos que han ido saliendo, como recompensa de la emoción y el suspense, han dado la cara y son unos vinos que a priori tienen una pinta estupenda, un color tremendo, mantienen muy bien la fruta, son vinos frescos y están bien equilibrados, porque la maduración ha sido más lenta que los últimos años, de libro que dirían algunos. Unos vinos muy elegantes del tipo de los que podían ser de forma tradicional aquí en la Ribera del Duero. Y creo que con la cosecha de 2008 sacaremos buenos caldos. Hemos superado con nota la vendimia. Hemos tenido algo menos de rendimiento que el año pasado, pero estamos contentos. ¡Esto promete!



We’ve got it. After a huge effort and the weather conditions threatening us we endless rains we manage to finish the harvest; on time; obtaining excellent grapes. At this stage of the elaboration we can say this vintage looks really promising.

5 comentarios:

marola77 dijo...

Queridos amigos, me presentó, soy Marian de Barcelona, y participe en vuestro concurso de relatos cortos o microrelatos para las botellas de vuestra bodega Martín Berdugo. Bueno la verdad es que soy aficionada al vino, sobre todo el Ribera de Duero, creo que tiene un saber especial. En mi familia hay un hermano que vive en Aragon y tiene algo de viñedos que cada año le dan un vino blanco y tinto que el hace con gran esfuerzo. Creo que pocas personas al probar un vino saben realmente lo que cuesta el proceso, al menos el que lo hace en plan artesanal. De todas formas es un proceso en el que tienes que estar pendiente cuidar la tierra y las vides, y eso si no has estado viéndolo, creo que se desmerece el esfuerzo. Gracias a vuestro concurso he conocido este blog que creo que es muy interesante. Así que espero que nos vemos por estos post. Saludos cordiales. Marian
Les dejó mi blog, aunque el mio es más bien creación literaria, relatos, poemas, actualidad etc.
http://marola77.wordpress.com/

Eduardo dijo...

Queridos amigos. Soy Eduardo de BCN y he participado en vuestro concurso. Hoy recibí un mail de ustedes sobre la finalización del plazo de entrega y me encontré con esta frase: "los nombres de los tres finalistas que disfrutarán, junto con SENDOS acompañantes...". Lo siento, pero por mi condición de ex profesor de castellano, la palabra SENDOS usada para cualquier otro número que no sea dos me genera toda clase de úlceras. SENDOS, como AMBOS, sólo se refiere a dos: ni a uno ni a tres ni a diez. Cordialmente. Eduardo

Antonio Díez Martín dijo...

Sin ánimo de polemizar, te remito al diccionario de la Real Academia Española,que me parece muy clarificador.

sendos, das.

(Del lat. singŭlos, acus. de -li).


1. adj. pl. Uno o una para cada cual de dos o más personas o cosas.

Espero que se mejore la úlcera.

Eduardo dijo...

Soy Eduardo pero el blogger no me reconoce. En cualquier caso: ¡es cierto, tienes toda la razón! Siempre se aprende algo. Gracias y perdón por el exabrupto.

Ivan Loyola dijo...

Que interesante. He leido sobre muchos vineros (enologos seria la palabra correcta pero no me suena como al que hace vino, sino al que lo conoce en lo que es degustacion, variedades, etc. diga lo que diga la academia) que tienen problemas de campo como el que mencionas y que hasta el dia de la cosecha estan temblando de que un azote de mal tiempo les arruine toda la campanha. Creo que eso le da un toque mas de magia al vino. Salud!