domingo, 25 de abril de 2010

And de winner is… Martín Berdugo




En alguna ocasión ya he hecho alusión a que, tras ser invitado a firmar la etiqueta de uno de nuestros vinos por unos clientes satisfechos que tras el buen sabor de boca dejado querían llevársela a casa como recuerdo, me he llegado a sentir, salvando las distancias, como un Alejandro Sanz estampando autógrafos ante una corte de fans. Pues la semana pasada, la sensación fue como la que deben sentir los actores y directores en la gala de los Oscar nominados en alguna de las categorías y desde el escenario pronuncian aquello de: “And de winner is…” para a continuación oír su nombre.

Y es que el pasado 13 de abril tuvo lugar en Madrid la gran gala de entrega de los Premios Guía de Vinos Gourmets 2010 como colofón al XXIV Salón Internacional del Club de Gourmets, una feria considerada como el evento más importante de Europa en el ámbito de los alimentos y bebidas de alta gama. Si bien no hubo una glamurosa alfombra roja ni la cita no tuvo el suspense hollywoodiense, puesto que los reconocimientos se conocían de antemano, lo cierto es que Martín Berdugo fue uno de los grandes protagonistas de un evento que reunió a la élite nacional del vino ya que recogimos el Premio en el apartado Mejor Tinto Joven, que se nos ha concedido ex aequo. La verdad es que me quedé ‘pegado’ porque estaban ahí todos los grandes: los Pérez Pascuas, Viña Sastre, Gramona, González Byas, Mariano García, los de Alvear… pero me pareció un orgullo el hecho de haber podido sacar esto adelante entre todos.

En marzo nos otorgaron también otro premio Bacchus de Oro, que es el segundo que obtiene el barrica y que también es muy importante, pero confieso que el que más ilusión me ha hecho, una satisfacción tremenda, es el del vino joven. Primeramente porque es un galardón ‘popular’ ya que no se presentan vinos a un concurso sino que se otorga directamente a partir de los votos remitidos por los usuarios y lectores de la guía. Y por otra parte recoge la esencia de lo que tratamos de transmitir a lo largo de estos 10 años: el hecho de elaborar un buen vino con un precio razonable y además dirigido especialmente al público joven, algo que en la Ribera del Duero no era lo habitual.

Este reconocimiento también me ha gustado especialmente porque me da la sensación de que el resto de los concursos están muy estandarizados. Al final los jurados cortan todos los vinos por un molde bastante marcado donde la barrica predomina. Sin embargo este es un premio muy fresco que al final evidencia cuáles son los gustos de la gente, de la calle. De consumidores que además tienen una sensibilidad especial y se preocupa por la gastronomía y de los vinos, como lo evidencia el hecho de que se interesen por adquirir una guía especializada. Y ahí es donde hemos tratado de dirigirnos desde que iniciamos esta aventura, a ese público inquieto que es capaz de valorar un buen producto a un precio razonable.

Otro aspecto a destacar es que no se ha premiado a una añada concreta, sino que al final se está reconociendo un concepto de vino, lo cual es aún más interesante, y también el hecho de ser un vino joven en la Ribera del Duero, que también es algo que choca bastante ya que de manera natural los riberas tienen una aptitud muy buena para el envejecimiento En suma, han sido un conjunto de factores, aparentemente contradictorios a lo que se valora en Ribera del Duero y por parte de los jurados, que hace que estemos de enhorabuena.
.
¡Va por todos vosotros!

1 comentario:

Pepa dijo...

VA POR TI Y TODO EL EQUIPO DE LA BODEGA!!!!
SOIS NECESARIOS E IMPRESDICDIBLES EN ESTE PROYECTO QUE CON LA AYUDA DE TODOS, EL APOYO DE LOS QUE MÁS LES GUSTA ESTE VINO Y CON TODOS ESTOS RECONOCIMIENTOS SE ACABARÁ POR LA ALFOMBRA ROJA.